viernes, 13 de junio de 2014

Magdalénico

Mis alas que te guardaron
como el amor de una madre
ya no van a cubrirte
ni mi luz andará entre tus pies
cuando te pierdas.
...
El trueno que vive en mí
no te perseguirá más
ni mi oración será el fusil
para abatir la solitaria lámpara de tus pensamientos
Quizás en éste mundo de sol y relámpagos
encuentres la respuesta o quizás no.

lunes, 2 de junio de 2014

Asociaciones


Fui el soporte ciego donde tus manos
obraron el material de mi espíritu.